Un taller mecánico en Barakaldo puede ser esencial para que un vehículo funcione adecuadamente. En muchas ocasiones, uno de los componentes más olvidados es el amortiguador. Esta pieza es indispensable para mantener el coche en contacto siempre con el asfalto, imprescindible para conseguir la seguridad necesaria en carreteras. Pero ¿cuándo se debería proceder a su sustitución?

Inicialmente, un taller mecánico en Barakaldo puede analizar el estado de los amortiguadores y determinar si ya están defectuosos o demasiado desgastados. Es clave saber que, según el fabricante y el modelo del coche, tendrás que sustituirlos al recorrer un número de kilómetros determinado. De media, se dice que al llevar más de 80 000 kilómetros recorridos debería proceder a realizarse el cambio. También debes saber que según si conduces por ciudad o por carretera, la cosa puede cambiar. Por ciudad los amortiguadores se desgastan más.

¿Cómo detectar el desgaste de estas piezas? Es importante saber que puedes notar el desgaste de los amortiguadores al frenar o al acelerar el coche. Si al hacerlo notas que el coche se balancea hacia adelante o hacia atrás, es posible que sí estén desgastados. Si observas que tu vehículo toma mal las direcciones en las curvas es posible que también lo estén.

Por otro lado, puedes probar a empujar el capó del coche con ambas manos. Empuja hacia abajo y retira seguidamente tus manos. Observa si el coche se tambalea de arriba abajo. Si es así, es posible que los amortiguadores estén defectuosos.

La clave es mantener estas piezas en buen estado. Es importante para alargar la vida útil de tu coche y para conseguir una seguridad óptima en carretera. Lo mejor es que hagas unas revisiones al año y que los profesionales evalúen su estado. En Taller Lavadero JCM estaremos encantados de ayudarte, ¡confía en nosotros!